Padres divorciados

Nadie se casa pensando en divorciarse. El matrimonio es un contrato lleno de amor, esperanza e ilusiones y el divorcio es su disolución, y resulta que muchas veces este llega acompañado de rencor, enojo, tristeza e incluso pretensiones de revancha. Después de que se divorcia una pareja sin hijos, lo más probable es que los cónyuges no vuelvan a verse por el resto de sus vidas, pero cuando se divorcia una pareja con hijos, no pasan más que un par de días antes de que tengan que volver a hablar para ponerse de acuerdo en algo relacionado con ellos.

Se han escrito libros sobre el divorcio, la disolución de la pareja, los hijos, la mujer divorciada, etc… pero nunca sobre el padre divorciado. Este libro muestra que a los hombres también les duele separarse de sus hijos y quedarse solos al momento del divorcio. A los papás divorciados no les gusta convertirse en bancos o en papás de fines de semana, no quieren perderse de las decisiones trascendentales de la vida de su hijos, no son solo el ejemplo de todo lo malo que hay en la vida, quieren educarlos y verlos crecer , seguir teniendo una rutina de familia durante el tiempo que pasan con ellos, involucrarlos en sus vidas y que sean parte de ella, los papás divorciados no quieren dejar de ser papás, y también necesitan comprensión, cariño y apoyo para seguir adelante con sus vidas.

En padres divorciados el autor narra sus vivencias, desde su perspectiva como hijo de padres divorciados, y luego como padre divorciado, y explica que el divorcio no debe convertirse en un concurso de popularidad entre los padres, ni los hijos deben volverse intermediarios o monedas de cambio, sino que se debe comenzar a construir una nueva relación que será para toda la vida, buscar el sano crecimiento y la felicidad de todos los implicados, tomando en cuenta la más importante coincidencia entre los excónyuges y lo que más aman: sus hijos.

Categoría:

Descripción

Nadie se casa pensando en divorciarse. El matrimonio es un contrato lleno de amor, esperanza e ilusiones y el divorcio es su disolución, y resulta que muchas veces este llega acompañado de rencor, enojo, tristeza e incluso pretensiones de revancha. Después de que se divorcia una pareja sin hijos, lo más probable es que los cónyuges no vuelvan a verse por el resto de sus vidas, pero cuando se divorcia una pareja con hijos, no pasan más que un par de días antes de que tengan que volver a hablar para ponerse de acuerdo en algo relacionado con ellos.

Se han escrito libros sobre el divorcio, la disolución de la pareja, los hijos, la mujer divorciada, etc… pero nunca sobre el padre divorciado. Este libro muestra que a los hombres también les duele separarse de sus hijos y quedarse solos al momento del divorcio. A los papás divorciados no les gusta convertirse en bancos o en papás de fines de semana, no quieren perderse de las decisiones trascendentales de la vida de su hijos, no son solo el ejemplo de todo lo malo que hay en la vida, quieren educarlos y verlos crecer , seguir teniendo una rutina de familia durante el tiempo que pasan con ellos, involucrarlos en sus vidas y que sean parte de ella, los papás divorciados no quieren dejar de ser papás, y también necesitan comprensión, cariño y apoyo para seguir adelante con sus vidas.

En padres divorciados el autor narra sus vivencias, desde su perspectiva como hijo de padres divorciados, y luego como padre divorciado, y explica que el divorcio no debe convertirse en un concurso de popularidad entre los padres, ni los hijos deben volverse intermediarios o monedas de cambio, sino que se debe comenzar a construir una nueva relación que será para toda la vida, buscar el sano crecimiento y la felicidad de todos los implicados, tomando en cuenta la más importante coincidencia entre los excónyuges y lo que más aman: sus hijos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Padres divorciados”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda