El crimen de la ñapa

Edición 227

En los años veinte, ínterin en el que Bogotá no era ni pueblo ni ciudad, un crimen pasional ocupó la atención de una sociedad ávida de salir de la rutina. El asesinato de Eva Pinzón, una prostituta famosa por darles a sus clientes un retozo de más, tenía las características más apetecidas por la prensa amarilla y el público gavillero: mentiras, celos, chicha y sangre, mucha sangre.

© Todas las imágenes de este artículo fueron extraídas de mundo al día

Crónica

POR FERNANDO SALAMANCA

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda